Destrucción creativa para el modelo de desarrollo costarricense

Estándar

En Costa Rica, no podemos continuar con el nadadito de perro‘, ‘pateando la pelota hacia adelante‘ y ‘desatascando la carreta. Ya mucho se ha hablado acerca de que el modelo de desarrollo costarricense ha sido insuficiente y se está agotandoEs claro que la estrategia de mejoras graduales no sirvió para responder a las demandas de los ticos y de los mercados internacionales.

Durante los últimos 25 años, los principales intentos por  reformar el Estado costarricense han fracasado y existen dudas importantes acerca de la posibilidad de lograr los consensos requeridos para completarla.

Como las dificultades de reformar el Estado, como un todo, son enormes, vale la pena considerar con seriedad la posibilidad de innovaciones en arreglos institucionales para permitir que actores locales–ya sea públicos o privados, locales o internacionales–asuman actividades que, hasta ahora, se las han reservado el Gobierno y sus instituciones.

En esta línea, Fernando Zamora C, en su artículo “Desafíos del modelo constitucional” (La Nación 22/03/14), propone apostar por fortalecer el poder local:

Así, es posible trasladar funciones vitales del gobierno hacia formas públicas de organización cercanas al individuo y la comunidad. Y, en otra vía, también fomentar formas de ejecución no gubernamentales de las obras y políticas públicas bajo la rectoría, pero sin la ejecución por parte de la burocracia estatal.

La forma directorial de gobierno hace viable que los actores públicos locales asuman actividades típicas del Gobierno Central, como, por ejemplo, la educativa, de seguridad ciudadana, administración sanitaria y hospitalaria. En Suiza, los cantones controlan, incluso, cierto desarrollo de infraestructura, gestión aduanera, portuaria y aeroportuaria, y hasta el desarrollo de proyectos energéticos y científicos. En esencia, una verdadera revolución constitucional.

Startup Cities Institute

Un tipo de innovación en arreglos institucionales más profunda y disruptiva–en mi opinión, capaz de lograr la ‘destrucción creativa’ (Schumpeter) que requiere nuestro modelo de desarrollo–es la que promueve el Startup Cities Institute, de la Universidad Francisco Marroquín, en Guatemala, de la mano de líderes como Giancarlo Ibarguen, Carmina Valdizán y Zachary Caceres. En el artículo “¿Y si la política progresara como la tecnología?” (El Amigo de la Marro 14/03/14), se explica que:

Las Startup Cities compiten para atraer a ciudadanos proveyendo bienes públicos de alta calidad, seguridad, servicios sociales y una buena administración de justicia. Democratizan el acceso a la ley y al gobierno y da a los pobres del mundo la misma oportunidad para convertirse en empresarios exitosos, oportunidad que en algunos países existe sólo para unos pocos.

Estas ciudades pueden ser usadas para crear crecimiento económico inclusivo, combatir la corrupción y la inseguridad y para poner a prueba políticas públicas innovadoras sobre servicios públicos, transparencia y gestión ambiental.

Las Startup Cities son una versión refinada de las zonas libres del siglo XX, usualmente llamadas zonas económicas especiales, zonas de procesos de exportación o zonas libres de impuestos. Estas zonas son pequeñas porciones de tierras con políticas tributarias y regulatorias ligeramente diferentes. Muchas de ellas han creado trabajos y atraído inversiones, pero han hecho poco para abrir el acceso a herramientas de emprendedurismo para los pobres del mundo.

Para muchos, la primera reacción al escucha hablar de las Startup Cities podría ser de rechazo automático, por considerar que se trata de una propuesta salida de un libro de ciencia ficción. Sin embargo, esa sería una reacción equivocada, ya que desde el tiempo de los fenicios, como explicó Geoffrey Parker en “Sovereign City: TheCity-State though History”, se ha documentado que ciudades con arreglos institucionales superiores fueron más efectivas, que otras con arreglos institucionales inferiores, en contribuir a que sus ciudadanos escaparan de la pobreza y  alcanzaran mayores niveles de bienestar y prosperidad.

Las primeras ciudades estado eran, por lo tanto, la invención de personas que habían descubierto que el comercio marítimo podía transformar la pobreza en riqueza y que requerían un sistema político que permitiera conducirlo de la manera más efectiva y con el mínimo de interferencia.
Es hora de que Costa Rica apueste decididamente, con las Startup Cities, por una ‘destrucción creativa’ de su modelo de desarrollo, para que así pueda aspirar, en un futuro no muy lejano–gracias a mejoras significativas en innovación y productividad–a ubicarse dentro del grupo de los países que ofrecen los mejores niveles de bienestar y prosperidad a sus ciudadanos.

El PAC está quedando mal con Dios y con el diablo

Estándar

El 11 de febrero pasado, solicité, por medio de una #PeticiónPública a don Luis Guillermo Solís y a los diputados electos del PAC que firmen un documento en el que, claramente, se comprometan a votar en contra cualquier propuesta para crear nuevos impuestos o incrementar los existentes, hasta el año 2017. También, expliqué que:

Si se prepara un simple documento como el que describo (no tiene que ser de más de 1 página)–en el cual los diputados electos del PAC le ponen la firma a la promesa de su candidato presidencial–se podría aprovechar para incluir, de una vez, otros puntos que, todavía, preocupan a varios sectores, como los compromisos de:

1. No obstaculizar el proyecto de la nueva terminal de contenedores (APM Terminals).

2. No cambiar las reglas del juego a las empresas de zonas francas.

3. No apoyar la Reforma Procesal Laboral que promueven los sindicatos.

Después de una semana de que se presentó formalmente el documento en las oficinas del Partido Acción Ciudadana, no he recibido las respuestas públicas solicitadas a don Luis Guillermo Solís y a los diputados electos del PAC.

Petición Pública a LGS y diputados electos del PAC - con sello de recibido -m.jpg

De acuerdo con el artículo 7 – CUMPLIR CON LO PROMETIDO de los estatutos del PAC, las propuestas formuladas en campaña electoral serán de acatamiento obligatorio para los representantes y funcionarios que accedan a cargos públicos en virtud del apoyo de la ciudadanía a tales planteamientos. ¿Si eso es así, por qué no firman don Luis Guillermo y los diputados electos del PAC el documento solicitado en la #PeticiónPública?

Por su parte, el artículo 8 – TRANSPARENCIA Y RENDICIÓN DE CUENTAS de los estatutos del PAC indica que el Partido velará por la aplicación efectiva de los principios de transparencia y de rendición oportuna de cuentas a los ciudadanos. ¿Por qué, entonces, no se dignan don Luis Guillermo Solís y los diputados electos del PAC a responder a la #PeticiónPública y respetuosa de un ciudadano costarricense? Si no se sienten obligados a responder a un ciudadano ahora, ¿por qué creer que cumplirán la promesa de transparencia y rendición de cuentas, a partir de mayo de 2014, que se encuentra plasmada en los estatutos del PAC?

Todos los costarricenses tenemos el derecho a contar con definiciones claras en temas importantes para el futuro del país por parte de los candidatos presidenciales y por parte de los diputados electos. El contar con esa información es necesario para reducir la incertidumbre y poder emitir un voto informado. La posibilidad de brindar esas definiciones claras y reducir la incertidumbre está en manos de don Luis Guillermo y de los diputados electos del PAC, por medio a sus respuestas a la #PeticiónPública. Al respecto, Kenneth J. Arrow, Premio Nobel de Economía, en Information and Economic Behavior  (1973), nos recuerda que:

“cuando hay incertidumbre, usualmente existe la posibilidad de reducirla a través de la adquisición de información. De hecho, la información es simplemente la medida negativa de la incertidumbre…”

Por supuesto, existe un costo político claro para don Luis Guillermo Solís y para los diputados electos del PAC de ponerle la firma a las promesas de campaña, como se solicita en la #PeticiónPública. Ese costo es que no se puede quedar bien con Dios y con el diablo. Hasta el momento, han sido capaces de sostener, en reuniones con distintos grupos, posiciones distintas–adecuando el discurso y las promesas a lo que cada grupo quiere escuchar–. Sin embargo, al definir un compromiso público claro, algunos sectores importantes sentirán que las propuestas concretas–distintas a las promesas que escucharon- los perjudicarán y, como consecuencia, se perderá su apoyo en las urnas.

La estrategia de no eliminar la incertidumbre acerca de qué, exactamente, es lo que se prometió  y con qué, realmente, están dispuestos a comprometerse los hace quedar mal, tanto con Dios como con el diablo. 

No se puede quedar bien con Dios y con el diablo

PETICIÓN PÚBLICA A DON LUIS GUILLERMO SOLÍS Y A LOS DIPUTADOS ELECTOS DEL PAC

Estándar

San José, 11 de febrero de 2014

 

 PETICIÓN PÚBLICA A DON LUIS GUILLERMO SOLÍS
Y A LOS DIPUTADOS ELECTOS DEL PAC *

Hace unos días, comenté acerca de lo buena que me parecía la promesa que hizo don Luis Guillermo Solís Rivera de no hablar de impuestos durante los próximos 2 años.

Aunque no tengo razón para no creer en la promesa de don Luis Guillermo–todo lo contrario–hay algo que me incomoda. Esto es el hecho de que los impuestos se discuten y, eventualmente, se aprueban en la Asamblea Legislativa y no en la Casa Presidencial.

Además, algunos de los futuros diputados del PAC–incluyendo a don Ottón Solís Fallas–han manifestado públicamente su deseo de impulsar más impuestos, a partir del primer día del nuevo gobierno.

Es muy común que los diputados, una vez sentados en la Asamblea, no le hagan caso al Presidente de la República y decidan impulsar sus propias agendas.

Ante esta realidad, no creo que sería mucho pedir a don Luis Guillermo que le solicite a todos los diputados electos del PAC que firmen un documento en el que, claramente, se comprometan a votar en contra cualquier propuesta para crear nuevos impuestos o incrementar los existentes, hasta el año 2017.

No parece mucho pedir, ya que incluso Ottón Solís explicó, recientemente (La Nación 08/02/14) que, aunque consideraba urgente el tema fiscal, respetaba la decisión del candidato.

Si se prepara un simple documento como el que describo (no tiene que ser de más de 1 página)–en el cual los diputados electos del PAC le ponen la firma a la promesa de su candidato presidencial–se podría aprovechar para incluir, de una vez, otros puntos que, todavía, preocupan a varios sectores, como los compromisos de:

1. No obstaculizar el proyecto de la nueva terminal de contenedores (APM Terminals).

2. No cambiar las reglas del juego a las empresas de zonas francas.

3. No apoyar la Reforma Procesal Laboral que promueven los sindicatos.

Con ese documento firmado y publicado, estoy seguro de que muchos costarricenses–entre los cuales me incluyo–podríamos dormir más tranquilos.

Sinceramente,

Luis E. Loría

P.D. Si no están dispuestos a firmar el documento, agradecería una respuesta pública, de parte de don Luis Guillermo Solís y de los diputados electos del PAC, en la que expliquen por qué no están dispuestos a firmarlo.

* La petición pública fue entregada y recibida en las oficinas del Partido Acción Ciudadana. También, fue enviada a las direcciones electrónicas oficiales para notificaciones del Partido Acción Ciudadana, de acuerdo con el Tribunal Supremo de Elecciones: [email protected] y [email protected]

Petición Pública a LGS y diputados electos del PAC - con sello de recibido -m.jpg