La esperanza del PUSC

Estándar

En octubre de 2013, cuando los dirigentes del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC) centraron su esperanza en Rodolfo Piza no se equivocaron. Piza–a pesar de partir de condiciones sumamente adversas–demostró su liderazgo y capacidad durante el proceso electoral y le devolvió la esperanza al PUSC al lograr un resultado que superó, por mucho, los pronósticos, tanto en el apoyo para la presidencia como para la Asamblea Legislativa,  donde logró ubicar a 8 diputados.

Incluso, en varios círculos, se considera que Piza, en este momento, es el político con más opción para llegar a ocupar la silla presidencial, en el 2018.

Por supuesto, para mantener viva la esperanza del PUSC, se requiere un conjunto de aciertos en su accionar, desde ahora hasta el 2018.

La primera prueba de fuego político, para la esperanza del PUSC, será la decisión que tomen los 6 de los 8 diputados electos del PUSC que hoy están considerando apoyar con sus votos al Partido Acción Ciudadana (PAC) para que pueda controlar el Directorio legislativo.

Gerardo Vargas y Henry Mora

Ayer, los diputados Henry Mora, candidato a la Presidencia del Directorio legislativo por el PAC, y Gustavo Vargas, jefe designado de la bancada del Frente Amplio (FA) firmaron un acuerdo en el que ellos comprometen al Presidente electo, don Luis Guillermo Solís Rivera ‘estudie’ la eliminación de tres vetos presidencialesincluyendo el relacionado con la Reforma al Código Procesal Laboral que serviría para legalizar la coerción y la violencia en Costa Ricaa cambio de los votos del FA para que el PAC presida el Directorio legislativo. Solís, hasta la fecha, ha preferido no definir su posición y dice que está esperando la opinión de abogados de su confianza para definir si es posible revertir los vetos, lo cual ha contribuido a incrementar la tensión y la incertidumbre.

“Henry Mora, candidato del Partido Acción Ciudadana (PAC) a la presidencia del Congreso, explicó que el borrador incluye 20 iniciativas de ley en que ambas fracciones electas tienen interés común.

El tema central del acuerdo es el análisis serio y profundo de las opciones para anular los vetos presidenciales a tres proyectos de ley del FA, principalmente el de la reforma al Código Procesal Laboral.

La actual presidenta, Laura Chinchilla, refutó ese expediente bajo el argumento de que serviría para que se den huelgas en instituciones del sector público de servicios básicos esenciales, como salud.

“Estamos claros en  que la posibilidad de levantar un veto es potestad exclusiva del presidente (Luis Guillermo Solís)”, dijo Gerardo Vargas, jefe designado de la bancada frenteamplista.”

En mi opinión, el costo político que asumiría el PUSC–después de la firma del acuerdo entre el PAC y el FA (que, en esta materia, representa a sindicatos radicales) para impulsar la anulación de los vetos–si 6 de sus diputados votan por un Directorio liderado por el PAC sería enorme. Afortunadamente, esto lo tiene claro Rafael Ortiz, jefe designado de la fracción socialcristiana, quien explicó que, si Luis Guillermo Solís acepta anular los vetos, podría perder el apoyo que están considerando los 6 diputados electos del PUSC.

“Anoche, autoridades del PAC se reunieron con Rafael Ortiz y Rosibel Ramos, jefe y subjefa designados de la Unidad Social Cristiana, para afinar el apoyo de seis de los ocho diputados socialcristianos.

Ortiz advirtió de que, de aceptar Solís anular los vetos, podrían no apoyar al PAC para el Directorio.”

Las decisiones que tomen Luis Guillermo Solís y Rafael Ortiz, en los próximos días, repercutirán, sin duda, en la esperanza del PUSC para el 2018. Hay mucho en juego…

¿Por qué apoyar un Directorio opositor [al PAC + FA]?

Estándar

No estoy de acuerdo con el análisis que presenta, hoy, el Editorial de La Nación, Directorio opositor, una vez más, en el que cuestiona las motivaciones del Partido Liberación Nacional (PLN) para apoyar un Directorio de oposición en la Asamblea Legislativa, incluso sugiriendo–sin aportar evidencia–que lo que pretende es ejercer una “oposición a ultranza”.

“El PLN tiene la responsabilidad de explicarse mejor, so pena de parecer dispuesto a ejercer la oposición a ultranza. Por lo pronto, giró un cheque en blanco a las demás fracciones opositoras. ¿Está interesado en presidir comisiones de importancia? ¿Pretende evitar la influencia del extremismo, cuyos votos a favor del PAC podrían quedar condicionados a iniciativas contrarias al credo liberacionista? ¿Hay acuerdo con los probables socios sobre los puntos más importantes del programa del PLN, como el tema de la generación privada? ¿Exploró con la fracción de gobierno la posibilidad de establecer una agenda común?

Las respuestas son fundamentales para despejar justificadas preocupaciones de un ejercicio de la oposición por la oposición misma, pensada para debilitar al rival y no para fortalecer al país.”

Quien, hasta la fecha, ha hecho todo lo posible por unir a la oposición y entregar el Directorio a los partidos de la oposición es el Partido Acción Ciudadana (PAC), quien, todavía al calor de los resultados de la segunda ronda electoral, corrió a abrazarse con el Frente Amplio (FA) y anunciar la adopción de una agenda de proyectos–muchos de ellos muy negativos y peligrosos–que promueven, con fuerza, el FA y sus aliados cercanos, los sindicatos radicales que, junto con ellos, promueven la Democracia de la Calle. Ver

Parece que los peores temores y preocupaciones–respecto a que los diputados electos del Partido Acción Ciudadana (PAC) se adhirieran a la agenda que el Frente Amplio (FA) y los sindicatos radicales promueven, tanto en el Congreso como en la calle–ya se materializaron.

Democracia de la Calle - PAC y FA

No se necesitó más de tres días, después de que Luis Guillermo Solís resultara electo en segunda ronda, para que el PAC corriera a vender sus almas y sus votos (lo más seguro es que ya estuvieran negociados, por debajo de la mesa y a espaldas de los electores desinformados) para apoyar que se revoque el veto de la Administración de Laura Chinchilla a la reforma al Código Procesal Laboral–en contra de los intereses de todos los costarricenses que aman la paz y la libertad y abrazando una agenda nefasta de unos cuántos líderes sindicales (ver “¿Legalizar la coerción y la violencia en Costa Rica? [Reforma al Código Procesal Laboral]“)–que, entre otras cosas,  permitiría la huelga en los servicios básicos esenciales, a cambio de ‘un plato de lentejas’: los votos de los diputados electos del FA para dominar el Directorio Legislativo.”

La verdadera amenaza, en contraste con lo que sugirió el editorialista de La Nación, sería que el PAC logre alcanzar los votos suficientes para dominar el Directorio legislativo, ya que todas las señales, enviadas desde la Asamblea Legislativa y por algunos Ministros y jerarcas de instituciones autónomas designados (ver Futuro ministro de Trabajo sugiere levantar veto a Reforma Procesal Laboral y Posible apertura del mercado eléctrico tensa ambiente sindical), apuntan a que la agenda prioritaria de proyectos que promovería la fracción oficialista no sería la que Luis Guillermo Solís prometió durante la campaña electoral que lo convirtió en Presidente electo, sino la del FA y los sindicatos radicales.

Un Directorio opositor podría impedir que el rojo de la bandera del PAC se tiña de amarillo, haciendo que sea imposible distinguirla de la bandera del FA.

PAC y FA 3

¿Campaña del miedo?

Estándar

Me hizo mucha gracia el comentario que hizo, en Facebook, la señora Alma Morales, a mi artículo “Democracia de la Calle: Unión del PAC, FA y sindicatos radicales“, quien, entre otras cosas sin sentido, me acusa de haber emprendido una “campaña del miedo”.

Screen Shot 2014-04-11 at 4.26.29 AM

Nada me gustaría más de ser culpable de lo que doña Alma me acusa–de liderar una “campaña del miedo”–pero, lamentablemente, todo lo que describo en el artículo sobre “Democracia de la Calle y en el anterior, “¿Legalizar la coerción y la violencia en Costa Rica? [Reforma al Código Procesal Laboral]“, se basa en hechos que, durante los últimos meses, semanas y días, han reportado distintos medios de comunicación.

En ambos artículos aparecen los vínculos (links) a cada una de las publicaciones correspondientes y, por lo tanto, su contenido puede ser fácilmente verificado por cualquier persona.

Por lo tanto, quienes están liderando la verdadera “campaña del miedo”–y asustando, con la vaina llena–son los representantes del Partido Acción Ciudadana, del Frente Amplio y voceros de sindicatos radicales.

Todos los costarricenses estamos esperando conocer la respuesta final de don Luis Guillermo Solís con respecto a levantar los vetos y apoyar los proyectos del Frente Amplio.

“Los frenteamplistas quieren que Solís quite el veto a las reformas al Código Procesal Laboral, que ampliaría el derecho a huelga en servicios esenciales, como salud y seguridad.”

NO al miedo

Democracia de la Calle: Unión del PAC, FA y sindicatos radicales

Estándar

Parece que los peores temores y preocupaciones–respecto a que los diputados electos del Partido Acción Ciudadana (PAC) se adhirieran a la agenda que el Frente Amplio (FA) y los sindicatos radicales promueven, tanto en el Congreso como en la calle–ya se materializaron.

Democracia de la Calle - PAC y FA

No se necesitó más de tres días, después de que Luis Guillermo Solís resultara electo en segunda ronda, para que el PAC corriera a vender sus almas y sus votos (lo más seguro es que ya estuvieran negociados, por debajo de la mesa y a espaldas de los electores desinformados) para apoyar que se revoque el veto de la Administración de Laura Chinchilla a la reforma al Código Procesal Laboral–en contra de los intereses de todos los costarricenses que aman la paz y la libertad y abrazando una agenda nefasta de unos cuántos líderes sindicales (ver “¿Legalizar la coerción y la violencia en Costa Rica? [Reforma al Código Procesal Laboral]“)–que, entre otras cosas,  permitiría la huelga en los servicios básicos esenciales, a cambio de ‘un plato de lentejas’: los votos de los diputados electos del FA para dominar el Directorio Legislativo.

En cuanto al diálogo con los frenteamplistas, ya se estableció que se trabaje sobre una agenda de proyectos de ley que incluyan el rechazo al veto para el Código Procesal Laboral, plan de ley que permitiría las huelgas en los servicios básicos esenciales.

Como resultado de estas negociaciones, los diputados electos del PAC–al igual que ya lo habían anunciado diputados electos del FA–han convertido sus oficinas en el Congreso en ‘sucursales’ de sindicatos radicales acostumbrados a recurrir a la coerción y la violencia–lo que a ellos les gusta llamar “Democracia de la Calle”— para obtener privilegios injustos y ganar poder a costa del sacrificio de derechos de los ciudadanos, de la libertad y de la democracia.

Hoy, se ha convertido en realidad uno de los escenarios probables que analizó Constantino Urcuyo, en su blog personal “CURCUYO: Reflexiones sobre el presente”. En su post “FRENTE AMPLIO: GUERRAS CIVILES POST-ELECTORALES” (08/02/14), explicó, en relación a la “Democracia de la Calle”, que:

El escenario legislativo

El Frente Amplio busca que el PAC se le acerque,que tenga que negociar,que vea en los nueve votos de la izquierda parlamentaria el complemento para el establecimiento de una alianza legislativa que sería complementada con el apoyo de movimientos sociales desde la Democracia de la Calle.

Como bien lo ha expresado Albino Vargas : ”… la izquierda le exigirá a Luis Guillermo Solís que esté dando a todas horas y todos los días, señales claras de que su gestión gubernativa es distinta, diferente; y que la misma estará marcada por el más decidido combate a la desigualdad, por la máxima transparencia en la gestión pública, por el bien común y por la justicia social.

Deberá ejercer un liderazgo todavía más firme del que exhibió en esta campaña electoral de primera ronda, para que un eventual gobierno suyo sea en pro de las mayorías (….)considerando que dentro de su propia colectividad partidaria no serán pocas las zancadillas conservadoras que, por ejemplo, le generarán problemas cuando se decida a impulsar la imperiosa progresividad tributaria ….”

Unknown-2

En la Asamblea y desde la calle

Agregando luego: “La esperanza de un gobierno decente y relativamente progresista, combinada con la acción parlamentaria de un relevante grupo de congresistas provenientes de las luchas sociales (especialmente en los partidos PAC y FA), nos da un optimismo moderado de que, por fin, la hegemonía del capital neoliberal en nuestra sociedad, empieza a ceder paso al surgimiento, aunque sea tímido, de la otra hegemonía: la de lo social, la de lo popular, la de lo ciudadano.

No obstante, ahora más que nunca, pensar en una articulación estratégica de la movilización popular, es una tarea de profunda relevancia para toda la gama diversa de los movimientos sociales.”

Esta articulación  no solo vendrá del parlamento, sino de:  

“Una recomposición organizativa, una conjunción de agenda de trabajo y de lucha compartida; en fin, una apelación estructurada al concepto de “Democracia de la Calle

Manifestación_1_de_mayo_en_Costa_Rica,_2013

Concepto que reafirma la ANEP en su escrito del 4 de febrero en La Prensa Libre, apuntando:

“Desde el “afuera partidario”, en la trinchera de la lucha social en que nos desenvolvemos, estamos más que contentos. La “Democracia de la Calle” tiene enormes potencialidades de una nueva reedición en escenarios de otro calibre, a partir de la nueva realidad política nacional abierta este domingo 2 de febrero. ¡Qué alegría!: estamos en mejores condiciones para lucha social.”

¿Es esto lo que quiere para Costa Rica más de un millón trescientos mil costarricenses que votó por Luis Guillermo Solís el pasado 6 de abril? No lo creo.

¿Qué acciones va a tomar Luis Guillermo Solís para detener y corregir esto, inmediatamente, antes de que sea demasiado tarde (no olvidar URSS, Cuba y Venezuela)?

Fallas en la interpretación de la Reforma Fiscal del PAC

Estándar

A menos de dos semanas de la segunda ronda electoral, programada para el 6 de abril de 2014, cuando pensábamos que ya nada más podría sorprendernos en este proceso electoral, aparece ayer publicada una entrevista a don Helio Fallas (La Nación 24/03/14), candidato a la vicepresidencia por el Partido Acción Ciudadana (PAC), en la cual–en dos platos–nos dice que todos malinterpretamos las claras declaraciones públicas del virtual presidente a la República, don Luis Guillermo Solís, ante múltiples foros y medios de comunicación, en que prometió votar en contra cualquier propuesta para crear nuevos impuestos o incrementar los existentes, durante los primeros dos años de un eventual gobierno del PAC.

¿Se ha mal interpretado el mensaje de Luis Guillermo Solís (candidato a la Presidencia) que hasta el 2016 se hablaría de impuestos?

Creo que se le dio una interpretación acomodaticia, desde el punto de vista político, para decir: ustedes no están preocupados por el tema fiscal.

El 11 de febrero de 2014, yo mismo solicité, por medio de mi #PeticiónPública a don Luis Guillermo Solís y a los diputados electos del PAC, al candidato presidencial del PAC aclarar su posición y la de su partido. El 20 de febrero de 2014, don Luis Guillermo Solís Rivera publicó su respuesta oficial desde su cuenta de twitter (@luisguillermosr), tal y como lo documenté en “Solís y Solís responden a #PeticiónPública, pero no firman“:

* De la respuesta de don Luis Guillermo Solís entiendo que CONFIRMÓ SU COMPROMISO con:

1. Votar en contra cualquier propuesta para crear nuevos impuestos o incrementar los existentes, durante los primeros dos años de un eventual gobierno del PAC.
2. No obstaculizar el proyecto de la nueva terminal de contenedores (APM Terminals).
3. No cambiar las reglas del juego a las empresas de zonas francas.

* Por otra parte, NO SE COMPROMETIÓ–porque, en su opinión, requiere un análisis profundo que están haciendo–con:

1. No apoyar la Reforma Procesal Laboral que promueven los sindicatos.

Respuesta de don Luis Guillermo Solís a #PeticiónPública

Lo más preocupante, sin embargo, es que hoy don Luis Guillermo Solís confiesa que su posición en materia fiscal cambió después después de que su candidato a la vicepresidencia le explicó que la posición del PAC en materia fiscal era distinta a la suya (La Nación 25/03/14) y, también, dice que fue malinterpretado.

Consultado sobre si hay un cambio en la posición del PAC, el candidato presidencial, Luis Guillermo Solís, dijo ayer que han adquirido nueva información, que Fallas ha conversado con los funcionarios de Hacienda y eso les ha permitido precisar las acciones.

“Nunca pensamos que nos íbamos a quedar inactivos; si esa fue una percepción que se generalizó pues evidentemente no nos supimos explicar bien”, agregó Solís.

¿Cómo leer esto? ¿No conocía don Luis Guillermo la situación fiscal de Costa Rica antes de prometer no tocar impuestos durante los primeros dos años de su eventual gobierno? ¿Existen grupos a lo interno del PAC con suficiente peso para hacer al eventual Presidente de la República cambiar de opinión acerca de temas de importancia nacional e incluso llevarlo a romper sus promesas de campaña? ¿Quién o quiénes, realmente, gobernarían en un eventual gobierno del PAC?

La posición oficial anterior del candidato presidencial del PAC–la que ya cambió–aparece en el video “Luis Guillermo Solís habla sobre Reforma Fiscal” (El Financiero 18/01/14), en YouTube.

 

Solís y Solís responden a #PeticiónPública, pero no firman

Estándar

Agradezco a don Luis Guillermo Solís Rivera su respuesta pública, del 20 de febrero de 2014, desde su cuenta de twitter (@luisguillermosr), a mi #PeticiónPública a don Luis Guillermo Solís y a los diputados electos del PAC, del 11 de febrero pasado.

Como insistí, en todo momento, si un ciudadano tiene una preocupación real y se dirige a otros ciudadanos–en este caso a un candidato a la Presidencia de la República y a los diputados electos de un partido político–, de manera seria y respetuosa, no hay razón para no esperar sus respuestas, en los mismos términos.

* De la respuesta de don Luis Guillermo Solís entiendo que CONFIRMÓ SU COMPROMISO con:

1. Votar en contra cualquier propuesta para crear nuevos impuestos o incrementar los existentes, durante los primeros dos años de un eventual gobierno del PAC.
2. No obstaculizar el proyecto de la nueva terminal de contenedores (APM Terminals).
3. No cambiar las reglas del juego a las empresas de zonas francas.

* Por otra parte, NO SE COMPROMETIÓ–porque, en su opinión, requiere un análisis profundo que están haciendo–con:

1. No apoyar la Reforma Procesal Laboral que promueven los sindicatos.

Respuesta de don Luis Guillermo Solís a #PeticiónPública

En su respuesta, don Luis Guillermo Solís, no respondió a la solicitud de que él, junto con todos los diputados electos del PAC, firmen un documento con los compromisos. A esa solicitud, el mismo día que se publicó la #PeticiónPública en Facebook, don Ottón Solís respondió–después de comprometerse solamente con el punto de no aprobar más impuestos durante los primeros dos años de un eventual gobierno del PAC–que: “Mi palabra vale más que mi firma”.

Screen shot 2014-02-22 at 06.48.00

Lo ideal, para reducir la incertidumbre, todavía más, sería que respondan a la #PeticiónPública todos los diputados electos del PAC–aunque no estén dispuestos a firmar un documento con sus compromisos–, a quienes, también, se les dirigió. Mientras esto no suceda, persistirán las dudas acerca de si las promesas de campaña y compromisos del candidato presidencial, don Luis Guillermo Solís, son compartidos por todos los diputados electos del PAC, tal y como se explica en “El PAC está quedando mal con Dios y con el diablo.

El resumen, hasta la fecha, he recibido respuestas públicas de don Luis Guillermo Solís y de don Ottón Solís a la #PeticiónPública (ninguno dispuesto a ponerle su firma a las promesas de campaña). Otros diputados electos del PAC, simplemente, han guardado silencio.

Por mi parte, no voy a insistir más en obtener respuestas públicas claras por parte de los diputados electos del PAC. Tampoco, voy a continuar insistiendo en la importancia de que todos (candidato presidencial y diputados) firmen un documento con los compromisos. Si recibo respuestas adicionales o un documento firmado con los compromisos, se los comunicaría. Si ese no es el caso, que cada uno haga su lectura y se forme su opinión, con base en la información disponible–que no es suficiente–, y salga a votar.

El PAC está quedando mal con Dios y con el diablo

Estándar

El 11 de febrero pasado, solicité, por medio de una #PeticiónPública a don Luis Guillermo Solís y a los diputados electos del PAC que firmen un documento en el que, claramente, se comprometan a votar en contra cualquier propuesta para crear nuevos impuestos o incrementar los existentes, hasta el año 2017. También, expliqué que:

Si se prepara un simple documento como el que describo (no tiene que ser de más de 1 página)–en el cual los diputados electos del PAC le ponen la firma a la promesa de su candidato presidencial–se podría aprovechar para incluir, de una vez, otros puntos que, todavía, preocupan a varios sectores, como los compromisos de:

1. No obstaculizar el proyecto de la nueva terminal de contenedores (APM Terminals).

2. No cambiar las reglas del juego a las empresas de zonas francas.

3. No apoyar la Reforma Procesal Laboral que promueven los sindicatos.

Después de una semana de que se presentó formalmente el documento en las oficinas del Partido Acción Ciudadana, no he recibido las respuestas públicas solicitadas a don Luis Guillermo Solís y a los diputados electos del PAC.

Petición Pública a LGS y diputados electos del PAC - con sello de recibido -m.jpg

De acuerdo con el artículo 7 – CUMPLIR CON LO PROMETIDO de los estatutos del PAC, las propuestas formuladas en campaña electoral serán de acatamiento obligatorio para los representantes y funcionarios que accedan a cargos públicos en virtud del apoyo de la ciudadanía a tales planteamientos. ¿Si eso es así, por qué no firman don Luis Guillermo y los diputados electos del PAC el documento solicitado en la #PeticiónPública?

Por su parte, el artículo 8 – TRANSPARENCIA Y RENDICIÓN DE CUENTAS de los estatutos del PAC indica que el Partido velará por la aplicación efectiva de los principios de transparencia y de rendición oportuna de cuentas a los ciudadanos. ¿Por qué, entonces, no se dignan don Luis Guillermo Solís y los diputados electos del PAC a responder a la #PeticiónPública y respetuosa de un ciudadano costarricense? Si no se sienten obligados a responder a un ciudadano ahora, ¿por qué creer que cumplirán la promesa de transparencia y rendición de cuentas, a partir de mayo de 2014, que se encuentra plasmada en los estatutos del PAC?

Todos los costarricenses tenemos el derecho a contar con definiciones claras en temas importantes para el futuro del país por parte de los candidatos presidenciales y por parte de los diputados electos. El contar con esa información es necesario para reducir la incertidumbre y poder emitir un voto informado. La posibilidad de brindar esas definiciones claras y reducir la incertidumbre está en manos de don Luis Guillermo y de los diputados electos del PAC, por medio a sus respuestas a la #PeticiónPública. Al respecto, Kenneth J. Arrow, Premio Nobel de Economía, en Information and Economic Behavior  (1973), nos recuerda que:

“cuando hay incertidumbre, usualmente existe la posibilidad de reducirla a través de la adquisición de información. De hecho, la información es simplemente la medida negativa de la incertidumbre…”

Por supuesto, existe un costo político claro para don Luis Guillermo Solís y para los diputados electos del PAC de ponerle la firma a las promesas de campaña, como se solicita en la #PeticiónPública. Ese costo es que no se puede quedar bien con Dios y con el diablo. Hasta el momento, han sido capaces de sostener, en reuniones con distintos grupos, posiciones distintas–adecuando el discurso y las promesas a lo que cada grupo quiere escuchar–. Sin embargo, al definir un compromiso público claro, algunos sectores importantes sentirán que las propuestas concretas–distintas a las promesas que escucharon- los perjudicarán y, como consecuencia, se perderá su apoyo en las urnas.

La estrategia de no eliminar la incertidumbre acerca de qué, exactamente, es lo que se prometió  y con qué, realmente, están dispuestos a comprometerse los hace quedar mal, tanto con Dios como con el diablo. 

No se puede quedar bien con Dios y con el diablo

PETICIÓN PÚBLICA A DON LUIS GUILLERMO SOLÍS Y A LOS DIPUTADOS ELECTOS DEL PAC

Estándar

San José, 11 de febrero de 2014

 

 PETICIÓN PÚBLICA A DON LUIS GUILLERMO SOLÍS
Y A LOS DIPUTADOS ELECTOS DEL PAC *

Hace unos días, comenté acerca de lo buena que me parecía la promesa que hizo don Luis Guillermo Solís Rivera de no hablar de impuestos durante los próximos 2 años.

Aunque no tengo razón para no creer en la promesa de don Luis Guillermo–todo lo contrario–hay algo que me incomoda. Esto es el hecho de que los impuestos se discuten y, eventualmente, se aprueban en la Asamblea Legislativa y no en la Casa Presidencial.

Además, algunos de los futuros diputados del PAC–incluyendo a don Ottón Solís Fallas–han manifestado públicamente su deseo de impulsar más impuestos, a partir del primer día del nuevo gobierno.

Es muy común que los diputados, una vez sentados en la Asamblea, no le hagan caso al Presidente de la República y decidan impulsar sus propias agendas.

Ante esta realidad, no creo que sería mucho pedir a don Luis Guillermo que le solicite a todos los diputados electos del PAC que firmen un documento en el que, claramente, se comprometan a votar en contra cualquier propuesta para crear nuevos impuestos o incrementar los existentes, hasta el año 2017.

No parece mucho pedir, ya que incluso Ottón Solís explicó, recientemente (La Nación 08/02/14) que, aunque consideraba urgente el tema fiscal, respetaba la decisión del candidato.

Si se prepara un simple documento como el que describo (no tiene que ser de más de 1 página)–en el cual los diputados electos del PAC le ponen la firma a la promesa de su candidato presidencial–se podría aprovechar para incluir, de una vez, otros puntos que, todavía, preocupan a varios sectores, como los compromisos de:

1. No obstaculizar el proyecto de la nueva terminal de contenedores (APM Terminals).

2. No cambiar las reglas del juego a las empresas de zonas francas.

3. No apoyar la Reforma Procesal Laboral que promueven los sindicatos.

Con ese documento firmado y publicado, estoy seguro de que muchos costarricenses–entre los cuales me incluyo–podríamos dormir más tranquilos.

Sinceramente,

Luis E. Loría

P.D. Si no están dispuestos a firmar el documento, agradecería una respuesta pública, de parte de don Luis Guillermo Solís y de los diputados electos del PAC, en la que expliquen por qué no están dispuestos a firmarlo.

* La petición pública fue entregada y recibida en las oficinas del Partido Acción Ciudadana. También, fue enviada a las direcciones electrónicas oficiales para notificaciones del Partido Acción Ciudadana, de acuerdo con el Tribunal Supremo de Elecciones: [email protected] y [email protected]

Petición Pública a LGS y diputados electos del PAC - con sello de recibido -m.jpg