¿Por qué el Estado se puede endeudar en dólares y yo no?

Estándar

No hay dos tipos de dólares. No hay dólares buenos y dólares malos.

Dólar bueno o malo

¿Por qué, entonces, es bueno que el Gobierno, sus instituciones y los Bancos del Estado se endeuden, más y más, en dólares?

¿Por qué–mientras el Estado se beneficia de créditos baratos en dólares y hacen ingresar montos masivos de dólares a la economía–promueven el Banco Central (BCCR), el Gobierno y un grupo de diputados aprobar una ley para desincentivar el ingreso de capitales?

¿Por qué los ingresos masivos de dólares del Estado no afectan el tipo de cambio, no causan distorsiones y no incrementan el riesgo cambiario?

¿Por qué el BCCR y Consejo Nacional de Supervisión del Sistema Financiero (CONASSIF) quieren endurecer las condiciones para encarecer, dificultar o negar créditos en dólares–mucho más baratos que los que se pueden conseguir en colones–para empresas y para las familias costarricenses?

Si la preocupación por el ingreso de capitales del BCCR y del Gobierno es real–antes de pretender introducir distorsiones para evitar que ingresen dólares al país o que se otorguen créditos en esa moneda a las personas y a las empresas–deberían, para ser consistentes, tomar, a la brevedad posible, las siguientes dos acciones: 1) prohibir el endeudamiento público futuro en dólares (Gobierno, sus instituciones y Bancos del Estado) y 2) sustituir TODAS sus deudas en dólares, durante los próximos tres meses (como recomendó el presidente del BCCR a las empresas y familias costarricenses), por deudas en colones.

Con las medidas para “desdolarizar” la economía que promueve el BCCR se castiga a los costarricenses, pero se mantienen privilegios para el Estado y sus instituciones. Por esto, deben ser rechazadas. La “desdolarización” no es deseable, ni viable para Costa Rica. En su lugar, lo que hace sentido es dejar de introducir distorsiones y “dolarizar”.