Señor Presidente: Icemos juntos la bandera de dolarización

Estándar

18 de mayo de 2014

Sr.
Luis Guillermo Solís Rivera
Presidente de la República
Costa Rica

Estimado Sr. Presidente:

La propiedad es un derecho humano consagrado en el artículo 17 de  la “Declaración Universal de Derechos Humanos” de Naciones Unidas.

Artículo 17.

1. Toda persona tiene derecho a la propiedad, individual y colectivamente.
2. Nadie será privado arbitrariamente de su propiedad.”

Una de las maneras más injustas por medio de las cuales se viola, de manera recurrente, el derecho a la propiedad, en Costa Rica, es mediante la manipulación arbitraria de la moneda local–el colón costarricense–por parte de la Junta Directiva del Banco Central de Costa Rica (BCCR) [Ver “Arbitrariedad monetaria y cambiaria” (Actualidad Económica marzo de 2011) y “Casino cambiario II” (18/03/14)].

Para contribuir a poner fin a la ‘expoliación legal’ que se ejecuta gracias a las decisiones arbitrarias de la Junta Directiva del BCCR y perjudica, especialmente, a quienes menos tienen y a las micro y pequeñas empresas nacionales, presenté, el 24 de abril de 2013, ante la Oficina de Iniciativa Popular de la Asamblea Legislariva, el proyecto de “LEY DE RESPONSABILIDAD MONETARIA, INTEGRACIÓN FINANCIERA Y DOLARIZACIÓN” (Expediente N° 1686).

En días pasados, quienes promovemos una agenda monetaria y cambiaria diversa–que incluye la dolarización oficial de la economía–, hemos observado, con gran interés, cómo usted tomó la valiente decisión de defender supuestos “derechos humanos” que promueven minorías en el país.

Por esto, quienes promovemos la agenda del ‘buen dinero’ (“sound money”) para Costa Rica, le solicitamos, de la manera más respetuosa posible, que convoque–tan pronto como sea posbile–a todos los medios de comunicación para que le den cobertura a un acto público (no sería populismo, ya que sería en respuesta preocupación sincera y justificada por detener el flagelo al bolsillo de todos los costarricenses) en el que icemos juntos la bandera de dolarización, en Casa Presidencial.

Mapa CR dolar

Por supuesto, para darle el realce que esta importante lucha nacional a favor de los derechos humanos y en contra de la ‘discriminación monetaria‘ que, por años, hemos sufrido los ‘dolarizadores’ por parte de los ‘dolarfóbicos’, sería muy conveniente que usted inste a los jerarcas de todas las instituciones públicas a que, también, icen la bandera de la dolarización.

Finalmente, si no es mucho abuso, le pediría que, después de izar la bandera, anuncie que el Gobierno apoyará y declarará prioritario el proyecto de “LEY DE RESPONSABILIDAD MONETARIA, INTEGRACIÓN FINANCIERA Y DOLARIZACIÓN” y que nos tomemos un ‘selfie’ para compartilo en redes sociales. Si tenemos suerte, podría convertirse en viral y representaría un fuerte apoyo para nuestra causa.

Le agradezco, de antemano, por todo el apoyo que nos pueda brindar en esta cruzada de interés de todos los costarricenses.

Sin más por el momento, se despide, con atentos saludos,

 

Luis E. Loría
Ciudadano costarricense

Buen Dinero para Costa Rica

Estándar

La discusión acerca de ‘buen dinero’ (“sound money”) es importante. En Costa Rica, tenemos tantos años de utilizar ‘dinero malo’ que se nos hace difícil imaginar qué es ‘buen dinero’ y cómo nos beneficiaríamos de utilizarlo.

La “Guía para el Buen Dinero” de Judy Shelton, es un excelente punto de partida para la discusión acerca de ‘buen dinero’. La Dra. Shelton explica, por ejemplo, que:

“El dinero es bueno cuando incorpora las mismas virtudes que todos tratamos de inculcar en nuestros hijos: la honestidad, la credibilidad y la confiabilidad.

  • El buen dinero es dinero honesto cuando transmite con precisión las señales de precios y sirve como un depósito de valor confiable.
  • El buen dinero es creíble y confiable cuando funciona como una unidad de cuenta con significado, para que los participantes del mercado – consumidores y productores, inversionistas y empresarios – puedan tomar decisiones informadas y hacer planes racionales. 

Al definir buen dinero, debemos ir más allá de las funciones puramente económicas del dinero. También, es necesario garantizar que el dinero no pueda ser utilizado para expandir los poderes del gobierno sobre una sociedad libre.”

Guía para el Buen Dinero

Creo que no serán muchos quienes–después de leer la “Guía para el Buen Dinero” (altamente recomendada para todos)–opinen que el colón costarricense pueda considerarse ‘buen dinero’.

Desde mi perspectiva, el mejor camino (más corto y menos costoso) para que los costarricenses puedan aspirar a utilizar ‘buen dinero’ (o, por lo menos, uno muchísimo mejor) es dolarizar la economía.