REVOCATORIA Y RETIRO DEL PREMIO AL #ABOGADODISTINGUIDO2016 POR INDIGNIDAD

Estándar

SOLICITUD DE REVOCATORIA Y RETIRO DEL PREMIO ABOGADO DISTINGUIDO 2016
AL ABOGADO FRANCISCO CASTILLO GONZÁLEZ*

Señor  MSC. FROYLAN ALVARADO ZELADA, Presidente del COLEGIO DE ABOGADOS Y ABOGADAS DE COSTA RICA:

LUIS EDUARDO LORÍA ROJAS, cédula 1-0873-0110,  casado, economista, vecino de Curridabat, San José, con respeto manifiesta:

En mi calidad de tercero usuario de servicios de abogados en Costa Rica, y por razones generales de higiene pública; al amparo del Artículo 46 de la Constitución Política, solicito se revoque y se le retire el premio ABOGADO DISTINGUIDO 2016, conferido al abogado Francisco Castillo González.  

Fundamento mi petición en los siguientes hechos y consideraciones de derecho:

PRIMERO: En Resolución No. 2016008354 de 11:50 horas del 17 de junio de 2016 (Recurso de Amparo en su contra, Expediente 16-006960-007-CO), La Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia dictó sentencia contra usted y el Colegio de Abogados. El fallo está firme y la sentencia notificada a las partes.

SEGUNDO: En dicha sentencia la Sala Constitucional ordenó dar respuesta a  gestiones de mi parte y a entregarme la información que le solicité el 13 de mayo de 2016. Condenó al Colegio de Abogados al pago de costas daños y perjuicios generados con los hechos que fundamentaron mi acción.

TERCERO: Expresamente estableció ahí ese alto Tribunal, que al Colegio de Abogados “…se le han otorgado competencias públicas en este caso de fiscalización y control”.

Y que,

“En ese sentido, el control y fiscalización de los agremiados puede desarrollarse a través de (…) una faceta positiva, que se expresa en el reconocimiento de la excelencia de sus agremiados. Dentro de esta última se incluye el otorgamiento de premios y demás reconocimientos. Al efecto nótese que el Colegio tiene la siguiente función pública, asignada por su Ley Orgánica:  

Artículo 1º.- El Colegio tiene por objeto (…)

  1. Promover la excelencia académica continua de los colegiados. (…)

Se colige de la norma que un premio no es un mero reconocimiento para algún agremiado, sin trascendencia hacia terceros. Todo lo contrario, es el mecanismo para fomentar y estimular la excelencia dentro del gremio legal y, como tal, una forma de control de la actividad.” (Subrayado nuestro)

Agrega la citada sentencia:

“Este tipo de control también incide en el tercero usuario, en tanto consumidor de los servicios de un abogado. (…) Además, el otorgamiento de un premio lleva aparejado un grado relevante de reconocimiento y prestigio para la persona homenajeada, lo que sirve de referencia a los consumidores que pretendan sus servicios, especialmente cuando dicho premio proviene de la corporación encargada de fiscalizar el ejercicio profesional de los abogados…” (Subrayado nuestro.)

Aclara, además, el supremo tribunal constitucional de Costa Rica:

“Al respecto, recordemos que conforme regula el ordinal 46 de la Constitución Política, los consumidores tienen derecho a la protección de su salud, ambiente, seguridad e intereses económicos; a recibir información adecuada y veraz; a la libertad de elección y a un trato equitativo. Dentro de este contexto las señales que  transmita el Colegio de Abogados respecto a la excelencia profesional de un agremiado, viene a incidir en los derechos constitucionales de los consumidores…”

CUARTO: Por otra parte, el Manual Para otorgamiento de Premio Abogado Distinguido del Colegio de Abogados establece que el Premio al ABOGADO DISTINGUIDO, el cual se regirá por las siguientes normas:

“Artículo 1. Crease el Premio al Abogado Distinguido para reconocer y estimular a los agremiados(a) que en su vida privada y en el ejercicio liberal de la profesión de abogado, se hayan distinguido por la alta calidad moral y ética de sus actuaciones y el engrandecimiento, defensa, decoro y realce de la profesión.”

QUINTO: El premio debe ser para LA ALTA CALIDAD MORAL Y ÉTICA DE LAS ACTACIONES Y EL ENGRANDECIMIENTO, DEFENSA Y DECORO Y REALCE DE LA PROFESIÓN DE ABOGADO. No es un premio a la preparación académica, éxito profesional o económico, ni a la obra publicada por los postulantes. No se le puede otorgar, en justicia, a un profesional cuestionado, que haya realizado, en sus actuaciones en su vida profesional, faltas graves a la ética y la moral, como es el caso del abogado Francisco Castillo González.

SEXTO: La información que a raíz del Recurso de Amparo me fue entregada por Colegio de Abogados el 30 de setiembre de 2016, revela que  además del abogado premiado, Dr. Francisco Castillo Gonzáles, fueron postulados siete profesionales en Derecho: El Dr. Rubén Hernández Valle, la Dra. María del Rosario Ramírez Azofeifa, el Lic. Gerardo Parajeles Vindas, la Licenciada Thelma Curling Rodríguez, el Dr. Jorge López González, el Dr. Hubert May Cantillano y el Lic. Boris Molina Acevedo. Esto prueba que de sobra había adónde escoger un abogado distinguido para el 2016, que sí llenara los requisitos que legal y reglamentariamente exige el premio.

SÉPTIMO: Al premiar al Dr. Francisco Castillo como Abogado Distinguido 2016, la Junta Directiva del Colegio de Abogados violó el Artículo 1º, inciso 9 de su Ley Orgánica arriba citado, así como el Artículo 46 de la Constitución Política que invoco y el mencionado “Manual” que reglamenta el reconocimiento de marras. Porque la Junta Directiva, desde antes de entregar la premiación, tuvo conocimiento del informe rendido por el abogado Castillo a su cliente alemana Petra Schneider en mayo de 2009; ampliamente difundido en el ámbito nacional e internacional, desde junio de 2015. De hecho, su publicación se conoce entre juristas como el “El Libro Negro del Derecho Penal Costarricense”.

OCTAVO: El folleto titulado “INFORME DEL DR. FRANCISCO CASTILLO A SU CLIENTE PETRA SCHNEIDER, se hizo llegar semanas antes del acto de premiación a cada uno de los honorables directivos y fiscal del Colegio de Abogados, junto a una carta en que se les advirtió acerca de la indignidad del Dr. Francisco Castillo González para recibir ese premio.

NOVENO: Resulta claro de la documentación que me fue entregada el 30 de setiembre pasado, que no existe evidencia de que los miembros del Jurado que recomendó la Junta Directiva la premiación del abogado Castillo González, conocieran o discutieran de previo a su recomendación el INFORME DEL DR. CASTILLO A SU CLENTE PETRA SCHNEIDER.

DÉCIMO: Es incomprensible cómo, habiéndose discutido previamente en sesión de la Junta Directiva la existencia de la publicación del INFORME del Dr. Castillo, se llevó a cabo la entrega de un premio a la ética profesional a ese abogado, el día de la celebración de San Ivo, santo patrono de los abogados y modelo de ética y moral.

UNDÉCIMO: El mencionado INFORME del DR. CASTILLO, o “LIBRO NEGRO DEL DERECHO PENAL COSTARRICENSE”, habla por sí solo. Constituye una apología de graves faltas éticas en el ejercicio de la profesión del abogado Francisco Castillo González.

Solicito resolver de conformidad en el plazo de ley. Se adjunta copia de la publicación del Informe.

Señalo para notificaciones el correo electrónico [email protected]

Sin más por el momento, se despide, atentamente,

 

 

Luis Eduardo Loría Rojas
Cédula 1-0873-0110

c.c. Miembros de Junta Directiva y Fiscalía del Colegio de Abogados y Abogadas de Costa Rica.


* Más detalles en: